Chemicals strategy for sustainability: informe de situación

January 12, 2022
Published 

Publicada hace más de un año, la Estrategia de Sostenibilidad para las Sustancias Químicas de la Unión Europea cambiará el panorama de la normativa química en Europa. Reapertura de la normativa, nuevas clases de peligro, ampliación del ámbito de aplicación: los efectos serán numerosos y por eso es esencial anticiparse lo mejor posible. EcoMundo hace un balance de la situación a principios de 2022.

European commission

CSS: plazos pasados y futuros

En octubre de 2020, la Unión Europea presentó su Chemicals Strategy for Sustainability (CSS) que forma parte del Green Deal Europeo. El Green Deal pertenece a la Agenda 2030 de las Naciones Unidas y tiene como objetivo eliminar la contaminación y conseguir un entorno saludable y libre de tóxicos.

En mayo de 2021, la Comisión Europea puso en marcha dos evaluaciones de impacto iniciales sobre la reapertura de los reglamentos CLP (clasificación, etiquetado y envasado) y REACH (registro, evaluación y autorización de sustancias químicas). Estas evaluaciones de impacto iniciales tienen como objetivo evaluar las consecuencias medioambientales, económicas y sociales de las actualizaciones propuestas, los actores que se verán afectados, teniendo en cuenta las opiniones de las partes interesadas y los expertos.

Los periodos de información para estas evaluaciones de impacto se han cerrado y la publicación de los informes está prevista para la primavera y el verano de 2022.

El Reglamento CLP, si se reabre, podría modificarse en varios aspectos:

  • se podrían añadir nuevas clases de peligro,
  • podría surgir una obligación de etiquetado para determinados peligros en el caso de algunos productos que actualmente no entran en el ámbito de aplicación del Reglamento CLP
  • se podrían añadir normas específicas para las ventas en línea,
  • los usuarios intermedios y los importadores podrían estar obligados a facilitar información sobre determinadas sustancias clasificadas por sus efectos físicos o sus peligros para la salud,
  • se podrían permitir las etiquetas desplegables,
  • se está estudiando la posibilidad de añadir normas personalizadas sobre el etiquetado de los envases de tamaño inferior al normal,
  • uno de los objetivos seguiría siendo simplificar y reducir los costes administrativos,
  • etc.

En cuanto a REACH, los cambios previstos podrían incluir, por ejemplo:

  • la revisión de los requisitos de registro para fabricantes e importadores (información sobre el peligro, documento de uso seguro, registro de determinados polímeros, impacto medioambiental, etc.)
  • la introducción de un factor de evaluación de la mezcla,
  • simplificar la comunicación dentro de la cadena de suministro (por ejemplo, mejorando las Fichas de Datos de Seguridad, o FDS),
  • la revisión de las disposiciones sobre la evaluación de los expedientes de registro (por ejemplo, la posibilidad de revocar los números de registro en caso de incumplimiento, o la posibilidad de solicitar tests para obtener información sobre los peligros de una sustancia),
  • la reforma del proceso de autorización, incluida la posibilidad de autorizaciones nacionales,
  • la reforma del proceso de restricción, incluyendo un enfoque genérico del riesgo ampliado a los disruptores endocrinos, las sustancias PBT (persistentes, bioacumulables o tóxicas), las neurotoxinas, etc.
  • la revisión de las disposiciones de control y ejecución, por ejemplo, estableciendo requisitos mínimos para los controles nacionales, o la creación de una capacidad de auditoría europea para evaluar la aplicación por parte de los Estados miembros.

Si desea participar en la consulta pública relacionada con la reapertura del reglamento REACH, puede averiguar cuándo se abrirá (se espera que sea en el primer trimestre de 2022) aquí. La consulta pública sobre el reglamento CLP ya ha finalizado.

Enfoque: el impacto de la Estrategia en la industria química

La industria química podría perder el 12% de su cartera de sustancias de aquí a 2040, según un informe publicado por el Cefic (Consejo Europeo de la Industria Química). Los principales factores que contribuyen a esta pérdida son la ampliación del enfoque genérico del Riesgo (Generic Risk Approach, o GRA), y la adición de nuevas clases de peligro en el Reglamento CLP. Se calcula que unas 12.000 sustancias podrían verse afectadas por estos cambios propuestos. .

Es probable que los usuarios intermedios sean los más afectados por estos cambios, especialmente a través de los siguientes sectores:

  • preparados y compuestos de polímeros, productos de papel y cartón, tintas y toners; todos ellos pueden utilizarse en materiales en contacto con alimentos,
  • pinturas y revestimientos,
  • productos de limpieza y lavado,
  • adhesivos y selladores,
  • cosméticos y productos de cuidado personal,
  • lubricantes y grasas,
  • biocidas y productos fitosanitarios.

Se prevé una pérdida de 47.000 a 81.000 millones de euros al año entre 2023 y 2040, debido a la reducción de la producción y el uso de productos que contienen estas sustancias, o al aumento de los costes de producción.

Se espera que el Cefic continúe su evaluación en una segunda fase, en la que se abordará el factor de evaluación de las mezclas, las obligaciones de registro de los polímeros, la prohibición de los PFAS, la aplicación de una prohibición de las exportaciones y la ampliación de las obligaciones de registro de REACH a las sustancias producidas en menores tonelajes.

Sin embargo, el European Environmental Bureau, o EEB, una ONG medioambiental europea, cree que el informe del Cefic muestra la necesidad de una mayor acción reguladora.

La ONG calcula que esta pérdida del 12% de la cartera de sustancias de la industria química significa que millones de productos para consumidores y profesionales contienen potencialmente sustancias peligrosas o preocupantes para la salud o el medio ambiente.

EEB también añade que el informe de Cefic no tiene en cuenta las consecuencias a largo plazo de estas propuestas de revisión, especialmente con el aumento de la sustitución por alternativas más seguras y, por tanto, el deseo de reducir los costes estimados para la industria. Tampoco se tienen en cuenta los impactos sobre la salud y el medio ambiente.

La recomendación de EcoMundo: al igual que con la aplicación de REACH hace unos 15 años, la industria química ve sobre todo los costes económicos. Aunque son importantes, no impedirán que la normativa se abra paso en la Unión Europea hacia un medio ambiente sano. Por lo tanto, le aconsejamos que comience a auditar sus carteras de productos químicos ahora para determinar el alcance de las consecuencias para su industria. Nuestros expertos pueden ayudarle a lo largo de estas auditorías.

¿Quiere saber más sobre el CSS?

Encore +

Articles similaires

Tous
Tracabilité Substances
Apr
3
//
2024

Prohibición del uso intencionado de mercurio en la Unión Europea

El Parlamento Europeo y el Consejo han alcanzado un acuerdo político provisional sobre la propuesta de revisión de la normativa relativa al mercurio en las amalgamas dentales y otros productos.
Biocides
Mar
13
//
2024

Aprobación de la sustancia "Di(peroxomonosulfato)disulfato de trihidrógeno y pentapotasio": Impacto Importante en la Industria de Biocidas

Aprobación próxima de Di(peroxomonosulfato) di(sulfato) pentapotasio: Impacto en la industria de biocidas. Descubre cómo EcoMundo puede ayudarte en este proceso crucial.
Enregistrement Reach
Jan
29
//
2024

Comprender el Reglamento REACH nº 1907/2006 sobre sustancias químicas

Los fabricantes, importadores y usuarios intermedios de sustancias químicas deben cumplir con la normativa europea REACH, que entró en vigor en 2007. EcoMundo hace balance sobre los diferentes aspectos de la normativa que le afectan.